CARRERA DE SAPOS


Hubo una vez una carrera de sapos. El objetivo era llegar a lo alto de una gran torre. Había mucha gente en el lugar para vibrar y gritar por ellos, pero no creían que lo fueran a lograr; así que lo que más se escuchaba era: -¡Qué pena! Esos sapos no lo van a conseguir... no lo van a conseguir... Los sapitos comenzaron a desistir. Pero había uno que persistía y continuaba subiendo en busca de la cima. La multitud continuaba gritando: -¡Qué pena! No lo vais a conseguir... Poco a poco iban dándose por vencidos, excepto ese sapito que curiosamente en contra de todos seguía, y llegó a la cima con todo su esfuerzo. Los otros querían saber cómo lo había hecho y fueron a preguntarle cómo él había conseguido concluir la prueba. Fue entonces cuando se dieron cuenta de que... ¡Era sordo!

(Autor: desconocido)


El poder que tienen las palabras que escuchamos es inmenso, el sapito ganador de esta historia no pudo sentir la desconfianza de los que le rodeaban y eso le hizo capaz de conseguir llegar a su meta.

Muchas veces lograr objetivos o no, depende de la confianza que depositemos en nosotros/as mismos/as y ésta depende a su vez de la confianza que los que nos rodean muestren hacia nosotros.

Esta confianza o desconfianza se traduce en palabras y gestos, en elogios y críticas que pueden respetar o dañar nuestro desarrollo personal.

La población infantil y adolescente es muy receptiva, sensible y vulnerable a la información que reciben de su entorno, son “sapitos” que desafortunadamente no están sordos y esto lo olvidamos los adultos constantemente. Lo olvidamos cuando no cuidamos las palabras con que los definimos; lo olvidamos cuando utilizamos etiquetas (este niño es terrible, es un vago, no vale para estudiar, es un verdadero desastre….); lo olvidamos cuando los comparamos (sois el peor curso del colegio, con tu edad tu hermano ya sabía hacerlo solo…), lo olvidamos cuando les humillamos (parece que estás tonto); lo olvidamos cuando les agredimos (hasta que no te doy una torta no quedas tranquilo).

Un/a niño/a, un adolescente -y hasta un adulto-no aprenderá a quererse a sí mism@ si lo que constantemente oye y percibe de los que le rodean son comentarios y actitudes negativas sobre ell@s mism@s. La imagen interior que se hará de si mism@ será negativa, su seguridad y su autoestima ya habrán quedado lastimadas.

Las personas ejercemos una influencia innegable sobre los que nos rodean. Los adultos podemos tener una influencia extraordinaria sobre nuestros jóvenes y/o niñ@s. Este efecto en psicología se llama el Efecto Pigmalión, su nombre responde a una historia en la que un príncipe de la mitología griega y romana esculpió en marfíl una estatua de mujer ideal. Tan hermosa y tan natural fue su creación que se enamoró de la estatua. La creencia en su amor hizo que la estatua adquiriera vida.

“La creencia en”… esa es la clave, infundir confianza es fundamental para desarrollar una personalidad sana en nuestr@s niñ@s y adolescentes, es importante por ello que tanto padres/madre como profesores/as revisemos nuestras expectativas y tratemos de que éstas sean constructivas teniendo en cuenta que, tanto si son negativas como si son positivas, lo más probable es que se cumplan.

Es un gran poder el que tenemos y por lo mismo una gran responsabilidad, que no es ejercida con la frecuencia e intensidad que deberíamos, actuamos en demasiadas ocasiones como el público que “animaban” a los sapos en la carrera a la vez que desconfiaban de los resultados que pudieran conseguir. Nosotros también “animamos” constantemente a nuestros chic@s, a la vez que les transmitimos una clara desconfianza en lo que pueden lograr.


“Los niños tienen más necesidad de modelos que de críticos”. Carolyn Cotas.

Carmen Villaverde


Posts Destacados
Posts Recientes
Buscar por etiquetas
No hay tags aún.

Diseño de logotipo y web por De la Torre Photographer

Dirección: C/La Zapata Nº44 24700 - Astorga

Email: vvcarmen@hotmail.com

TLF: 987 60 30 00

Gabinete de Psicología Carmen Villaverde

Número de Registro Sanitario:  24-C22-0305

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now